28/12/2018

Claves para actualizar tu web


Hace poco más de una década, el desarrollo de una página web, era el primer paso para acceder al mundo hiperconectado y, así, ampliar la cartera de clientes. Con imágenes estáticas y un menú básico en el que se definían las características del emprendimiento, estas páginas web eran una versión digital de los tradicionales folletos promocionales. Actualmente, en la era de la comunicación digital, donde la inmediatez es un bien muy preciado, las páginas web abandonaron el estatismo para convertirse en verdaderas centrales de operaciones. Desde la web de una empresa, se administra el catálogo de productos, se interactúa con proveedores y clientes, se lanzan campañas, se comunican eventos y hasta se divulgan noticias. El conocimiento que una empresa va generando por el solo hecho de llevar a cabo sus actividades se ha convertido en uno de sus más valiosos activos de marketing. Antes quedaba puertas adentro, custodiado con recelo. Ahora ese "contenido" es el que da vida a la empresa puertas afuera. Para tener visibilidad es necesario estar en movimiento, compartir el aprendizaje, actualizar los mensajes. A veces se denomina "Web 2.0" a este concepto de la red como una plataforma para operar y colaborar en la red. Algunos ya hablan de "Web 3.0". Sin importar la denominación, lo claro es que la tecnología actual brinda una nueva manera de emplazar la empresa en Internet, mucho más potente y dinámica. Para trasladar tu pyme a este nuevo mundo de posibilidades, tené en cuenta tres temas clave: Definí de antemano el uso que vas a dar a tu sitio web. Antes de llamar a un proveedor, armá un pequeño plan de lo que querés lograr con tu sitio, teniendo en cuenta a qué públicos te vas a dirigir y el nivel de operación e interacción que le vas a dar a tu empresa en la web. Asegurate de contratar un desarrollo que te garantice control sobre los contenidos. En la prehistoria de Internet para cada cambio que querías hacer en tu sitio debías "llamar al diseñador". Eso es incompatible con la necesidad de actualización permanente. El control debe estar de tu lado. Asigná responsables internos para la actualización. El proyecto de interacción permanente con tu público a través de la web es exigente.