22/08/2019

Cómo controlar la adicción al trabajo y volverse más efectivo


Dejar el empleo para emprender una actividad comercial independiente tiene grandes beneficios. La posibilidad de llevar una idea a la práctica, volverla exitosa y manejar la carga horaria dedicada al trabajo, son algunos de los puntos sobresalientes que enumeran los cultores de la llamada “libertad financiera”. ¿Pero qué sucede cuando la necesidad de trabajar irrumpe e interrumpe todos los espacios? ¿Cómo lograr el equilibrio entre la actividad laboral y la vida personal? No existe una fórmula mágica para resolver este dilema, y mucho menos una receta que se adapte a la diversidad de personas que actualmente atraviesan por esta situación. Sin embargo, es posible detallar algunas recomendaciones para evitar que aquello que prometía darnos una mayor libertad se convierta en un sistema que nos impone estar todo el tiempo disponibles. 1- Implementa tu propio estilo de trabajo. No es necesario trabajar 80 horas por semana para garantizar la calidad de lo que ofreces. 2- Tener claros los límites. Formar equipos para no asumir todas las tareas solo. 3- Deja de saltearte las comidas, responder correos a toda hora y llevar trabajo a tu casa para el fin de semana. Programá momentos del día para cada cosa. 4- Agendate actividades recreativas para después del trabajo. De esta manera podrás controlar mejor tus horarios y, desde ya, divertirte, visitar a tus amigos y tener vida social más activa y plena. 5- ¿Probaste apagando el celular a partir de determinado horario del día? Si ya volviste a tu casa y tenés la tranquilidad de que la gente de tu entorno se encuentra bien, ¿qué podría suceder si apagás el celular hasta la mañana siguiente?. Si la medida es muy drástica, al menos silencialo y déjalo lejos de tu alcance. Prepárate para vivir sin estar interrumpido por la simultaneidad de mensajes a los que vivimos expuestos.